?

Log in

No account? Create an account

la imaginación se opone al determinismo mecanicista

« previous entry | next entry »
Jun. 12th, 2006 | 07:10 pm

Acostumbrados a la grilla de los días y sus noches de necesario descanso, sin faltar  a la costumbre, sin activarnos en el deseo y la frescura de salir corriendo a girar en favor de la respiración, hoy, más que nunca: grito. Trato de volverme una tensión de cuerpo que palpa los pétalos de las calles, que trepa entre los grillos por las válvulas de fuego reptando en los hogares, refregando el tímpano al sabor de la sangre fluyendo sobre el agua con sus rocas de bocas de turquesa incadescente, de trampa abierta al líquido de los pastizales de cemento rojo. Grito, sí, grito dotando a mi fiebre de minúsculas antorchas de vidrio quebrado. Grito de surcos adyacentes al espasmo, de rostros disconformes, dilatados a la cuerda que se flexiona, curva, honda, a la intención del movimiento. Invito al viaje, al temor dulce, a la angustia feliz de haber encontrado las mitades de los ojos, allá, allá lejos sobre los párpados de las montañas bajas de azul trébol  insatisfecho. Mate amargo de momentos transpirados entre los dedos que sostienen la memoria para temblar frente al rincón de azufre peregrino. Termómetro osado de derrotas que se dilatan al sacudir los árboles de murmullos de vino apergaminado. Resto de sabor, labio de lata floja en las vértebras, alguien se anima a fermentar los mecanismos del enigma para que no se endurezcan los obturadores, crezca la semilla de trueno, su delirio y su cabellera suelta y su corazón arrancado a las horas de paredes blancas y su silencio de corteza clavada en el alma como un cuerno virgen. Allí voy, anzuelo frágil de tensiones subterráneas, diluida entre las sábanas de lodo fruncido entre las manos ágiles. Allí voy, allí espero, fruta lanzada al desvío, volátil, intensa, cruje el ala del vampiro.

florconvenas, más que nunca, grito..................:_[:[;.

Link | Leave a comment | Share

Comments {0}